Paris

PARÍS es una de las ciudades más bellas del mundo, la más visitada, y probablemente la más romántica de las que pueblan el planeta, hace honor a su fama y no defrauda a nadie que acude a visitarla, sin que más bien, a la hora de partir el viajero siente tener que partir, y lamente no disponer de más tiempo (o dinero) para volver en seguida o quedarse más tiempo en una ciudad mágica, con un encanto especial que se percibe en cada esquina, cada plaza, o simplemente en cada uno de sus cafés.

Famoso en el mundo entero por la gran cantidad y la belleza de sus monumentos. Torres, iglesias, palacios, puentes, arcos, fuentes… una colección extraordinaria de construcciones para retroceder en el tiempo. París no sería París sin la Torre Eiffel, el Arco del Triunfo, Notre-Dame y el Sagrado Corazón. Y por la noche una magia especial se adueña de la ciudad en cuanto se iluminan estas obras arquitectónicas espléndidas.

Un paseo por el Pont Neuf, un recorrido escalofriante por las Catacumbas o un toque de exotismo en la Mezquita, ¡París también es una mezcla de ambientes y de culturas! Todos estos monumentos inevitables o insólitos le contarán la historia de una capital que tiene más de 2.000 años. La mayoría de los monumentos de París abren los fines de semana y cierran un día a la semana, así como algunos festivos. Suelen abrir una tarde a la semana para visitas nocturnas.

El sobrenombre de "Ciudad de la Luz" se debe a que Paris fue la primera ciudad en dotar a sus calles y edificios importantes de luz eléctrica, lo que causó admiración en todo el mundo, aunque este nombre también podría deberse perfectamente a que Francia, y en concreto París, ha sido también la luz del mundo y ciudad adelantada a su tiempo como muestra el hecho de que aquí se fraguaron los derechos del hombre, y los principios de libertad, igualdad y fraternidad, principios que aún hoy no están presentes en muchos lugares del mundo.

Al visitar la ciudad por primera vez, muchas son las expectativas que genera la capital de Francia a sus visitantes: intelectuales, artistas y bohemios en cafés, parisinos antipáticos y altivos, música de acordeones resonando en el empedrado de sus calles… ¡ París no te defraudará ! .

La mejor época para visitar la ciudad es, sin duda, la famosa primavera de París, entre abril y junio, cuando los días son soleados y no hace un calor excesivo. El otoño y el invierno también son apropiados, sobre todo porque hay menos turistas. 
alt

Precios 2019: 

París 5 días/4 noches sin curso de francés a partir de 215,00 Euros por estudiante  
París 5 días/4 noches con curso de francés a partir de 300,00 Euros por estudiante

Precios en base grupo de 35 estudiantes, incluye:
- Alojamiento en familia en régimen de pensión completa
- Traslados desde el aeropuerto al destino (ida y vuelta)
- Visitas libres
- Seguro de viaje
- 3 acompañantes gratuitos

alt

alt